Memoria 2011

Compártelo:

En el año 2011 la CONGDN cumplió trece años de existencia. En todo este tiempo mucho ha sido el trabajo acumulado, muchos los esfuerzos invertidos, y mucha la motivación de todas aquellas personas que de una manera u otra se han esforzado en hacer posible la misión que nos agrupa. Seguramente cada año ha tenido su particularidad, tratando de responder como Coordinadora a los retos y dificultades que vivíamos en cada momento, sin renunciar a seguir luchando por las aspiraciones que nos formulábamos.

Podemos decir sin embargo que los últimos años nos han traido tiempos especialmente complicados. Hemos visto cómo nuestras organizaciones se encontraban con serias dificultades para llevar su trabajo adelante, cómo los presupuestos se reducían, a la par que veíamos cómo las necesidades crecían a nuestro alrededor. No cabe duda de que el año 2011 ha sido especialmente duro en este sentido. Todo ello ha coincidido, además, con momentos de cambio al interno de la Secretaría Técnica y de la propia Junta, lo que planteaba el reto añadido de manejar la transición sin perder la dinámica de trabajo y la respuesta hacia el exterior que nos demandaba el contexto.

Pero no quisiera que este saludo se convirtiera en un mero lamento, y mucho menos en un grito de impotencia. Al contrario. Creo sinceramente que este año ha sido un año de energías renovadas en la Coordinadora. Las ONGD no somos ingenuas y sabemos el alcance de lo que estamos viviendo. Y son precisamente las dificultades las que nos han confirmado en nuestras convicciones, porque las creemos justas. Ante un sistema que se resquebraja, sentimos más que nunca que un futuro mejor y posible pasa por poner a las personas en el centro del desarrollo, y por tanto en el centro de cualquier política económica y social que se vaya a implementar. Algo sigue sin funcionar si para salir adelante se castiga a los colectivos más castigados, o si directamente poco a poco los vamos olvidando.

Por todo ello en este año 2011 muchos han sido los esfuerzos orientados a dejar patente nuestra opción: proclamar, ahora más que nunca, que es necesario generar unas condiciones de vida más justas y equitativas para todas las personas, tanto del Norte como del Sur. Hemos trabajado, junto con otras redes, convencidos de que si renunciamos a nuestra capacidad para transformar el mundo que nos rodea, de pensarlo críticamente, perdemos definitivamente la posibilidad de crear una realidad distinta.

Con este objetivo, y repasando todo lo realizado, posiblemente haya quien piense que se podían haber hecho más cosas, o que se podían haber hecho de otra manera. Es posible. Pero de lo que no cabe duda es de que la CONGDN, desde la Junta Directiva hasta la Secretaría Técnica, pasando por los grupos y comisiones de trabajo, ha puesto en estos meses toda la carne en el asador para seguir adelante con nuestra responsabilidad y nuestro mensaje. Nos queda el futuro para seguir reflexionando y reflexionándonos, para seguir definiendo nuestro rol, para seguir poniendo a las personas más excluidas en el centro de nuestra acción. Porque cuando la misión es justa, la palabra desánimo no puede formar parte de nuestro vocabulario.

Beraz, 2011. urtean ahalegin handiak egin ditugu gure aukera argi adierazteko: aldarrikatzea, orain inoiz baino gehiago, beharrezkoa dela pertsona guztientzat bizi-baldintza bidezkoagoak eta berdinagoak sortzea, bai Iparraldean, bai Hegoaldean. Beste sare batzuekin batera lan egin dugu, benetan uste baitugu gure inguruko mundua aldatzeko daukagun ahalmenari uko eginez gero, mundu horri modu kritiko batez begiratzen ez badiogu, behin betiko galduko dugula errealitate desberdin bat sortzeko aukera.

De nuevo, a los cuatro vientos.

Nuestros propósitos, dificultades y sueños.

Que no se queden en tierra. Que viajen.

Y que nos sigan impulsando.

Para seguir aprendiendo

Para dar el siguiente paso…

… y seguir soñando.

(Lau Haizetara. Plan Estratégico de la CONGDN 2011-2014)

Javier Andueza. Presidente

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

Download

 

Suscríbete a nuestro Boletín

 
Holler Box