El Gobierno de Navarra cierra la fase de emergencia de Ucrania con 3.754 atenciones resueltas en la oficina de atención a refugiadas

Compártelo:

El consejero Santos ha destacado el éxito de la coordinación entre entidades, así como la inserción social y laboral de las 1.731 personas refugiadas de Ucrania, 102 de ellas empleadas ya, “gracias a un modelo garantista y no punitivo”

El Gobierno de Navarra, a través del Departamento de Políticas Migratorias y Justicia, junto con la colaboración de Cruz Roja ha dado por finalizada la primera fase de emergencia sobre el conflicto en Ucrania en Navarra a fecha del 31 de mayo de 2022. Han sido cerca de cien días en los que han emprendido acciones de asilo y acompañamiento de forma coordinada y han resuelto más de 3.754 atenciones de la ciudadanía, gran parte de ella personas recién llegadas a la Comunidad Foral huyendo del conflicto en Ucrania, gracias a la creación de la Oficina de Atención a la Emergencia en Ucrania, un innovador y pionero centro de información que han calificado como “modelo exitoso y satisfactorio”.

En rueda de prensa, esta mañana el consejero de Políticas Migratorias y Justicia del Gobierno de Navarra, Eduardo Santos, ha hecho balance de estos cien días y ha puesto en valor el modelo de gestión coordinada de la emergencia humanitaria para dar cobijo a las más de 1.730 personas que han llegado a Navarra procedentes desde Ucrania. De las cuales, según ha explicado, el 48% son mujeres, el 40% menores y un 12% hombres; respondiendo a la realidad social del conflicto bélico. De todas estas personas, la gran mayoría, 1.334 ya han solicitado su protección temporal como refugiadas en Navarra. El consejero Santos ha estado acompañado además por la directora general de Políticas Migratorias, Patricia Ruiz de Irízar, y el coordinador autonómico de Cruz Roja en Navarra, Juan José San Martín.

Santos ha destacado la premura con la que comenzó el Gobierno navarro a establecer contactos con la población ucraniana en Navarra y las entidades sociales tan solo 24 horas después del inicio de la invasión rusa de Ucrania, el pasado 25 de febrero, para dar una respuesta a las necesidades e inquietudes que la propia diáspora ucrania tenía aquí. Respuesta que posteriormente se concretó el 7 de marzo con la creación de la Oficina de Atención a la Emergencia en Ucrania que inicia ahora una fase de «transición» cerrando su «fase de emergencia» y se transformará en un punto de información general en la misma localización de la Avenida de Roncesvalles de Pamplona.

El consejero Santos ha subrayado que el singular estatus político que la Unión Europea aprobó de urgencia para aquellas personas que huían del conflicto en Ucrania “ha facilitado su inserción social y laboral”. De hecho, 106 personas están ya de alta en la Seguridad Social, siendo la hostelería, las labores administrativas y la agricultura los sectores que tienen más presencia. En este sentido, el consejero ha remarcado que «cuanto más se facilitan los trámites administrativos más rápida es la incorporación al mundo laboral y social, lo que redunda en beneficio de estas personas, de la sociedad que les acoge y en el éxito de la integración».

Por esto mismo, Santos, ha apelado a reflexionar sobre esta experiencia para que sirva como modelo para facilitar el arraigo de otros flujos migratorios y “hacer otras políticas de asilo que no sean punitivas y sí garantistas”. Así, ha señalado que «si pasamos del paradigma de extranjería de rechazo a uno de inmigración ordenada, incluso en esta situación, puede ser un elemento positivo de enseñanza a futuro».

Noticia completa

Fuente: Gobierno de Navarra

close

Suscríbete a nuestro boletín