Pasos positivos en cooperación sin alcanzar los compromisos asumidos

Compártelo:
  • Los presupuestos generales del Estado para 2022 aumentan los fondos para cooperación.
  • La medida es positiva, aunque no está a la altura del 0,35% que venimos demandando para poder cumplir con el objetivo del propio Gobierno de alcanzar el 0,5% al final de la legislatura.

La semana pasada volvía a repetirse la fotografía de la última década. Los datos del Informe AidWatch, de la plataforma europea CONCORD, confirmaban que con un 0,22% de la Renta Nacional Bruta destinado a Ayuda Oficial para el Desarrollo (AOD) en 2020, España continúa a la cola de Europa, incluso por detrás de países como Hungría. La media europea se sitúa en el 0,5%, una cantidad a la que el gobierno de coalición se comprometió a alcanzar con la intención de normalizar su política de cooperación y acercarla a la de sus socios europeos. Tras casi dos años de legislatura, la AOD continúa congelada en 2.600 millones, lo que supone 2.000 menos que en 2009. Estos datos son completamente anómalos para un país de la dimensión de España con una vocación de compromiso global.

Signos de cambio
En un contexto de refuerzo de las políticas públicas del Estado, los presupuestos presentados por el Gobierno vienen a dar un giro de timón en cooperación internacional. Las propuestas para cooperación tienen cuatro características inéditas en los últimos diez años:

1. Incrementan el programa de cooperación un 60% respecto a 2021, alcanzando los 1.076 millones de euros. De ellos, 293 serán destinados a la donación de vacunas contra la Covid-19, en coherencia con el compromiso de 30 millones de dosis asumido con el Plan de Acceso Universal y reforzado por Pedro Sánchez en la Asamblea General de Naciones Unidas, el pasado septiembre. Recordamos que solo el 4% de la población subsahariana ha recibido una dosis.

2. Se hace una clara apuesta por las instituciones propias de cooperación como la Secretaría de Estado de Cooperación -con 295 millones- y sobre todo la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID), que recibe un 28% más hasta alcanzar los 491 millones. En el caso de la AECID es importante destacar que el incremento viene por la vía de presupuestos frente a la tendencia de los últimos años que incrementaba los recursos a través de la cooperación delegada que recibía de la UE.

3. Las organizaciones no gubernamentales de desarrollo recibirán 53 millones más a través de la AECID. Este aumento cambia la tendencia de los últimos años en los que las ONGD han estado infradotadas, llegando a recibir la mitad de recursos que hace diez años.

4. No se producen crecimientos artificiales en partidas que “inflan” la AOD, pero que luego no tienen una capacidad real de ejecución y contribución a los objetivos de cooperación en los países que más requieren de nuestro apoyo. Es una medida de calidad y facilitará una mayor ejecución de los fondos presupuestados y mejor calidad.

Noticia completa

Fuente: Coordinadora de ONGD España

close

Suscríbete a nuestro boletín