Cooperación para el Desarrollo, compromisos a medias

Compártelo:
RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter
LinkedIn

El Gobierno de Navarra inició su aportación económica destinada a la Cooperación internacional en el año 1992, con algunos antecedentes en la segunda mitad de los años 80, como respuesta política ante la demanda social creada a raíz del movimiento 0,7 y al compromiso internacional acordado por Naciones Unidas.

Desde entonces mantuvo una trayectoria ascendente durante más de una década, llegando a su cota más alta en el año 2008, donde se acercó al 0,7% de su Presupuesto.

A partir de los años 2011-2012 y utilizando el argumento de la crisis existente en ese período, el volumen destinado a la cooperación desciende abruptamente, soportando un 80% de recorte y llegando a su mínimo en los años 2014-2015, momento en el que toca fondo, con la cifra del 0,14%.

A partir del año 2016 se inicia un proceso de incremento, que parecía augurar una senda de recuperación, en base al acuerdo programático firmado en la pasada legislatura, el cual finalmente no cumplió con las expectativas, al dejar el porcentaje, tras una serie de incrementos lentos e insuficientes, en el 0,28% frente al 0,5% al que se había comprometido.

Los méritos y deméritos de cada decisión política, tomada en cada momento, creemos que son conocidos por todos.

A día de hoy contamos con un Gobierno formado por 3 de los 6 partidos del arco parlamentario, gobernando en base a un acuerdo programático apoyado por una cuarta fuerza, donde se recoge un compromiso escalonado del 0,4% – 0,45%-0,5%-0,6%, para los próximos 4 años.

Un compromiso que no responde a nuestra petición, ya expresada a la totalidad de fuerzas políticas en la última campaña electoral (0,5%-0,57%-0,64%-0,7%), pero que se ha firmado según se nos ha argumentado, desde el “consenso”, el “realismo” y la “factibilidad en su cumplimiento”, añadiendo al mismo tiempo que son porcentajes inferiores, pero ahora sí, asumibles.

En resumen, unas cifras para no quedarse en papel mojado.

Que el nuevo presupuesto 2020, ahora en tramitación, eleva de una forma importante la cuantía de años precedentes y se acerca a lo acordado, es un hecho que no puede obviarse, pero no cumple con el 0,4% pactado, ni aún antes de elevarse su techo de gasto en 16 millones de euros, durante las negociaciones habidas en este mes de enero.

Ante esta situación, apelando a la coherencia del acuerdo programático firmado y faltando todavía el trámite parlamentario donde participan las 4 fuerzas firmantes (3 de ellas en Gobierno), hemos solicitado una enmienda parcial de 800.000 € para llegar a dicho porcentaje del 0,4%, la cual a día de hoy, según nos ha comunicado la propia Consejera a la que agradecemos la transparencia, no se ha presentado.

Por tanto, en este momento nos vemos obligados a afirmar que la cifra argumentada como real no se ha traducido en hechos este primer año.

800.000 € son aproximadamente 8 proyectos de cooperación, que beneficiarían como mínimo directamente a unas 8.000 personas y a muchas más de forma indirecta. Mejorarían sus condiciones de vida en necesidades básicas como el acceso al agua potable, la atención primaria en salud, la alfabetización y la educación primaria, su seguridad alimentaria mediante cultivos resilientes a los efectos del cambio climático, su seguridad personal, evitarían los desplazamientos forzados….

Ese es el sentido de que reiteremos nuestra solicitud de que se realice la enmienda mencionada que lleve a alcanzar como mínimo ese 0,4% comprometido y firmado, y esta es nuestra petición para el proceso que se abre en el mes de febrero y que todavía permite este margen, a través del procedimiento parlamentario  de las enmiendas in voce.

Por nuestra parte seguimos apostando por el consenso, llegando a acuerdos como la fórmula de cálculo de la AOD, vinculada a los compromisos presupuestarios de Navarra tanto en su relación con el Estado como con las Entidades Locales, pero entendemos que es responsabilidad de todos los partidos y voluntad de los mismos, expresada de forma reiterada en el Parlamento, hacer de la Cooperación Internacional al Desarrollo una política pública estable y que permita la aprobación y desarrollo del III Plan Director, generando un clima donde se cumplan los acuerdos.

De ahí por tanto dicha petición, recordando que lo más importante para la Coordinadora son las personas con las que se trabaja en Cooperación Internacional a través de intervenciones, siendo más de 2.475.000 en 22 países. Personas que viven en una crisis estructural INJUSTA que no les permite ejercer sus derechos en plenitud y de las cuales también somos responsables.

Celia Pinedo , Juan Mª Erice, Ana Moreno, Mª Antonia Pelufo, Diana Lazcano, Eduardo Fernández, Belén Arnedo

Junta Directiva de la Coordinadora de ONGD de Navarra

 

Publicado el 6 de Febrero en Diario de Navarra y Diario de Noticias

Suscríbete a nuestro Boletín


BOLETINES PUBLICADOS

 
Holler Box