Premio a la vergUEnza

La Coordinadora de ONGD Navarra considera una vergüenza la concesión del premio Princesa de Asturias a la concordia a la Unión Europea, en medio de una crisis humanitaria donde la Unión se está comportando en el extremo opuesto a los valores que rigen la concordia, vulnerando el derecho al refugio sin cumplir sus propios compromisos.

Esta Unión Europea no merece el galardón. Este premio no genera orgullo. Los Gobiernos Europeos y la propia UE actúan de una manera inmoral e ilegal, implementando acuerdos como el firmado el pasado año con Turquía que aprueba la expulsión de las personas que llegan a Grecia, vulnera la Carta Internacional de Derechos Humanos, la Carta de Derechos Fundamentales de la UE, el Convenio Europeo de Derechos humanos y la Convención de Ginebra para los Refugiados, así como diferentes Directivas europeas en materia de asilo cuyo incumplimiento supone un riesgo para la vida de las personas. Además, el acuerdo utiliza a las personas refugiadas como moneda de cambio respondiendo a intereses económicos y geoestratégicos y no a la protección a la que tienen derecho y   que legalmente tanto la UE como Turquía están obligadas a garantizar.

Igualmente, denunciamos que la UE utilice Ayuda Oficial para el Desarrollo como medio para imponer políticas de control de fronteras y como instrumento de chantaje a los países de origen. Quitar dinero de la cooperación para estos fines es intolerable, y dedicar  fondos de AOD para responder a la acogida, inaceptable. Las personas más vulnerables del planeta no deben pagar los platos rotos de esta crisis.  

 

Imagen: Mural del artista Banksy, que apareció el 8 de mayo en la fachada de un edificio de la ciudad inglesa de Dover.

 

 

Suscríbete a nuestro Boletín


BOLETINES PUBLICADOS
 
Holler Box