“Obedecemos a los derechos humanos”

Este fue parte del mensaje que en la concentración de Pamplona envió Mikel Zuloaga a todas las personas que estábamos en la concentración de apoyo a Mikel Zuloaga y Begoña Huarte. Y obedecer en la actualidad a los Derechos Humanos, a la justicia y a la solidaridad es , en nuestra Europa actual, un delito. ¡¡¡Una Europa vallada, una Europa insolidaria, una Europa que legaliza lo injustificable desde el punto de vista humano , moral, ético…y hasta legal!!!

Y frente a eso estamos miles de personas, desde hace muchos meses, que de formas muy diversas decimos NO a esta Europa, NO a estas políticas. Mikel y Begoña son uno de esos ejemplos , grandes ejemplos, de solidaridad sin límites. Sabiendo perfectamente las consecuencias que su acción podía tener y que desgraciadamente ya conocemos, ellos decidieron anteponer la justicia y  los derechos humanos a su libertad. Un acto valiente de desobediencia civil , que nos hace de nuevo reflexionar, que nos empuja a seguir con estas acciones y que también tristemente nos abre los ojos una vez más a esta Europa del horror , de la desesperación, de la huida y de la muerte.

Es la Europa de la vergüenza que criminaliza a las personas más vulnerables, las personas refugiadas,  y a quienes ejercen su solidaridad con ellas.

Pero también es la Europa de gente como Begoña y como Mikel que actúa contra las políticas de las vallas de las concertinas y que ejercen la solidaridad y la justicia social por encima de todo. Somos muchas personas las que decimos  Bienvenid@s Refugiad@s y las que no estamos dispuestas a rendirnos y sabemos que podemos cambiar las cosas porque obedecemos a los Derechos Humanos.

Publicado en Orain (30-12-16) a raíz de la movilización tras las detenciones de los activistas Mikel Zuloaga y Begoña Huarte en Grecia.