SABÍAS QUE…

El 20 de junio es el Día Mundial de las Personas Refugiadas. La reciente llegada a España de las 630 personas migrantes rescatadas por el buque humanitario el “Aquarius” ha abierto un amplio debate en la ciudadanía sobre la acogida, la responsabilidad de los países europeos y el futuro próximo de una tragedia que ahoga cada día a cientos de personas en el Mediterráneo.

• En 2017 se superaron las 68,5 millones de personas obligadas a vivir fuera de sus hogares, lo que supone “el mayor éxodo jamás registrado”.

• Sólo en 2017 el blindaje de fronteras en la UE ha sentenciado a muerte a 6.163 personas. Más de la mitad en el Mediterráneo.

• El 84% de las personas refugiadas se encuentran en países empobrecidos.

• Europa ha cumplido apenas el 33% de su compromiso de reubicación y reasentamiento de refugiados; España tan solo el 16%.

• El derecho de asilo es un derecho humano internacional recogido en la Declaración Universal de Derechos Humanos, en la Convención de Ginebra y la Constitución Española.

• Cualquier Estado soberano tiene control sobre sus aguas y puertos, pero la legislación internacional y la Constitución italiana obligan a los Estados a socorrer a aquellas personas que puedan encontrarse en peligro en el mar, como era el caso de las personas rescatadas por el Aquarius.

• Escasas horas antes de que desembarcara el primero de los barcos que acompañaban al Aquarius, cerca de 1.000 personas habían llegado a las costas andaluzas tras jugarse, también, la vida en el mar.

• Después de la tragedia de Lampedusa, Italia puso en marcha una operación de rescate llamada Mare Nostrum. A pesar de su éxito tras rescatar a 100.000 personas, la UE utilizo el “efecto llamada” como excusa para no apoyar esta misión.

• El cierre de los puertos italianos y la persecución legal a las ONG pueden determinar el cierre de sus misiones de rescate. De los 14 barcos que hubo hace dos años en la zona quedan sólo cuatro.

Existen argumentos de sobra para hacer frente a los comentarios como “efecto llamada”, “nos roban el trabajo” o “acógelos en tu casa” cuando se habla de la llegada de migrantes y que se han escuchado estos días.

Fuente: Coordinadora de ONG para el Desarrollo_España