Condenamos el atentado ocurrido en Lahore, Pakistán

28 de marzo de 2016. La Coordinadora de ONG para el Desarrollo muestra su más firme condena ante el atentado sufrido por la población de Lahore (Pakistán) el pasado domingo. 72 personas han perdido la vida, muchas de ellas mujeres, niños y niñas que en aquel momento estaban disfrutando de su tiempo libre en un parque infantil; y más de 300 personas han resultado heridas. Reiteramos, tal como hemos hecho en situaciones similares, nuestra solidaridad con las familias afectadas y con la población civil en su conjunto que es la que sufre mayoritariamente este tipo de ataques.

El atentado en Lahore, se une a los ocurridos recientemente en Irak, Bélgica o Yemen. Una situación que debe recordarnos que a diario millones de personas huyen de la violencia extrema que viven en países como Afganistán, Siria, Yemen, Irak o Somalia. La vida de las personas, sus derechos humanos y su dignidad deben ser garantizadas en cualquier lugar el mundo.

Condenamos cualquier tipo de violencia y reiteramos nuestro compromiso con la defensa de la paz, la libertad, la justicia y la garantía de los derechos humanos de manera universal. Solo desde la cultura de la solidaridad entre los pueblos y la plena garantía de los derechos humanos puede lucharse contra el terrorismo, la violencia y la guerra. La vida de las personas y sus derechos no se garantizarán con políticas de seguridad y control, sino con políticas cuyo centro sea la justicia y los derechos humanos.

Los conflictos que afectan a la humanidad en su conjunto vienen alentados, en gran medida, por intereses geoestratégicos y potenciados por una industria armamentística que hace negocio a costa de la muerte de civiles y la desestabilización de amplias zonas del planeta. Por eso, ahora más que nunca, la comunidad internacional, y especialmente Europa, deben actuar desde la responsabilidad, el respeto a la dignidad humana, la justicia, la tolerancia, la solidaridad entre los pueblos y la no discriminación. Solo así podrán construirse soluciones a largo plazo y combatir los peligrosos discursos xenófobos que justifican políticas injustificables.

Por todo ello, apelamos a:

.- Promover la solidaridad entre los pueblos y  afrontar conjuntamente la lucha contra la violencia terrorista, la guerra, el racismo y la xenofobia.  Fomentar la cultura de paz y combatir los discursos xenófobos que justifican políticas que atentan contra los derechos humanos.

.- Afrontar con urgencia la lucha contra la pobreza y las desigualdades local y globalmente,  ya que solo garantizando la dignidad y autonomía de las personas, se puede evitar la proliferación de extremismos radicales que pueden acabar en terrorismo.

.- Poner coto al comercio de armas e invertir en promover la cultura de la paz y la negociación como forma de resolución de conflictos. Los tratados sobre comercio de armas deben cumplirse de manera estricta.

.- Establecer mecanismos adecuados para garantizar la acogida integral de las personas que, huyendo de la violencia extrema que sufren en sus propios países, buscan refugio en Europa y en los países fronterizos. Deben cumplirse con urgencia los convenios internacionales y las directivas y reglamentos europeos en materia de asilo y refugio. En este sentido, nos oponemos firmemente al acuerdo alcanzado entre la UE y Turquía.

*la Coordinadora de ONGD de Navarra es miembro de la Coordinadora ONG para el Desarrollo_España