Las mujeres proponen una mesa de negociación para la paz a todas las partes implicadas en el conflicto de Casamance, Senegal

Hoy han estado en la Coordinadora de ONGD Seynabou Male Cissé, y Aissatou Diedhiou, del Comité Regional de Solidaridad de Mujeres por la Paz en Casamance, Senegal. Las acompañaba Asamblea de Cooperación por la Paz. En su cultura si una mujer se interpone en un conflicto entre dos grupos de hombres éstos deben respetarlo. Hoy hacen un llamamiento a las distintas facciones del conflicto en Senegal para que se sienten a hablar y resuelvan el conflicto en este país, del que muchas personas sólo conocen su capital, Dakar.DSCF1354

En el sur del país, Casamance es escenario durante casi veinticinco años de uno de los conflictos de baja intensidad, más antiguos y de más difícil solución de todo el continente africano. Enfrenta desde los inicios del mismo a las fuerzas leales al gobierno senegalés con el Mouvement des Forces Démocratiques de Casamance (MFDC), antiguo partido político de la era colonial francesa tardía, reconvertido en grupo independentista.

Desde el Comité Regional de Solidaridad de Mujeres por la Paz de Casamance, creado en 1999, se trabaja para sentar en la mesa de negociación a todas las partes implicadas y para dar a conocer el conflicto fuera de su país.

En su visita a la Coordinadora de ONGD han remarcado la importancia de la cooperación internacional, cada vez más difícil de conseguir a partir de los recortes, especialmente para el trabajo con los jóvenes que han crecido en un contexto de violencia y, en muchas ocasiones, deciden emprender un éxodo migratorio hacia Europa cuñas consecuencias terminamos viendo a menudo en los informativos.

Para conocer más del trabajo se Asamblea de Cooperación por la Paz en este país, pinchar sobre SENEGAL.